Metodología de trading

Principalmente consiste en buscar acciones que cumplan unos parámetros fácilmente localizables mediante el cruce y posicionamiento de estas tres medias móviles que explico a continuación junto a un análisis simple pero exhaustivo regido por el chartismo. Esto último y una ojeada a ciertos osciladores técnicos tendrán la última palabra si se debe no iniciar la operación.

1) AZUL, Media Móvil Exponencial (EMA) de 201 sesiones, a través de ella localizamos los valores que están en tendencia alcista cuando cotizan por encima de la misma preferiblemente en precios de cierre o en tendencia bajista si lo hacen por debajo.

2) ROJA, Media Móvil Exponencial (EMA) de 30 sesiones, es la línea que llamo de control y debe estar situada siempre por encima de la media AZUL para posiciones largas y por debajo para cortos. Nos marca la tendencia cortoplacista y más regular.

3) VERDE, Media Móvil Exponencial (EMA) de 10 sesiones, es la media que marca la señal de entrada en el mercado. Cuando esta línea cruza al alza la ROJA con confirmación en cierre de vela debemos estar preparados para comprar en largos. En contraposición cuando la cruza a la baja debemos estar preparados para vender en corto.

Se produce el cruce de medias VERDE sobre ROJA, ¿y ahora qué?

Toca hacer uso del chartismo más básico. Por experiencia estos cruces se suelen producir ante niveles importantes de resistencia o soporte recientes. No compramos nunca (largos) por debajo de una resistencia ni vendemos por encima de un soporte (cortos). Esperamos confirmación mediante rotura de estos niveles en precios de cierre de la vela en la escala que estemos usando (diaria, horaria). Nos cuidamos también de las directrices de tendencia en uno u otro sentido cuando estén confirmadas, es decir, que presenten al menos tres puntos de apoyo o de rechazo.

Otros patrones chartistas que nos pueden dar pistas en un sentido alcista son los dobles o triples suelos y hombro-cabeza-hombro invertido; en un sentido bajista los dobles o triples techos y el hombro-cabeza-hombro. Son muy útiles sobre todo para calcular la proyección de un precio en subida o caída.

En ocasiones uso osciladores técnicos de apoyo como el MACD de 14 periodos, el RSI para observar divergencias o niveles altos de sobre-compra o sobre-venta.

Stop-Loss y Ventas

El stop-loss máximo que les recomiendo no debería pasar del rango 5%-5,5%. Y las ventas deberían de hacerse al menos en dos parciales, ofreciendo el primero de ellos una rentabilidad que sea el doble de porcentaje destinado al stop-loss. Es decir, si tenemos un stop del 5% la primera venta parcial debería al menos de rentarnos un +10%. El segundo parcial, ya con el trading cubierto y el stop-loss por encima del precio de entrada, debería servirnos para maximizar el beneficio dejando correr las ganancias.

Un ejemplo reciente

Os pongo el caso de Amadeus que en este 2018 me está dejando una gran rentabilidad: Las medias móviles en los meses de marzo y abril me ofrecieron varios puntos de entrada pero todos ellos por debajo de la resistencia de los 63,10 euros. La primera señal estaba dada, ahora sólo tocaba esperar a que el valor consiguiese superar esos 63,10 en precios de cierre de sesión. Tras varias semanas de vigilancia el 10 de mayo lo hizo así que al día siguiente compré en la apertura a 63,52 euros. Activé un stop-loss del cinco por ciento por debajo del precio de entrada y a esperar a verla crecer. Y así ha sido hasta ahora que escribo estas líneas en la que acumulo una rentabilidad del +27,2%.